¿Cuánto De Mi Sueldo Debería Ahorrar?

¿Qué porcentaje del sueldo se debe ahorrar?

Tener una buena disciplina de ahorro implica considerarlo como un gasto fijo más dentro del presupuesto personal y familiar ya que de esto depende la seriedad con que se tome el mismo y, por ende, el éxito en la meta de ahorrar. Es por esto que es importante preguntarse qué porcentaje del sueldo se debe ahorrar a fin de establecerlo como una cuota fija.

El porcentaje que cada persona defina para su plan de ahorro, sea que ahorre de manera formal o informal, dependerá de sus ingresos y responsabilidades familiares. No puede ahorrar el mismo porcentaje una persona que gana uno o dos sueldos mínimos y que tiene una familia numerosa qué mantener que aquella familia en la que solo es la pareja o solo hay un hijo y el salario de los cónyuges es más alto.

Y aunque ahorrar parezca imposible en circunstancias en la que los ingresos son menos y las responsabilidades son más, no es imposible; siempre se puede realizar un plan de ahorro para ahorrar un porcentaje del sueldo


no existe un porcentaje universal que deba destinarse del sueldo para ahorrar, ya que las circunstancias de cada persona son diferentes. Aun así, el mínimo aconsejable de porcentaje del sueldo para ahorrar debería ser del 10%. E incluso si al final del mes y tras sacar tus cuentas te das cuenta que sólo dispones de un 5% para ahorrar, no debes pasarlo por alto y comenzar a ahorrarlo. Y, como mencionamos, tampoco debe exceder un porcentaje que impida la correcta cobertura de los gastos básicos personales y familiares, por lo que no debería exceder el 40% de los ingresos.

Un punto que debemos recordar es que al hablar de un porcentaje estamos hablando de cantidades diferentes para cada tipo de ingreso, por lo que no se establece una cantidad de dinero como tal sino que se hace en forma de porcentaje.

¿Qué Es El Plan 50 / 20 / 30 ?

Un  ejemplo del porcentaje del sueldo que se debe ahorrar está dado por la “Regla 50/20/30”, que establece que se debe destinar un 50% del sueldo para cubrir las necesidades básicas (pago de deudas, hipoteca, alimentos, servicios, etc.), 20% debe ser el porcentaje del ahorro (ya sea para casos de emergencia o que tenga un destino específico) y un 30% destinado a los gastos personales de esparcimiento, ocio, familia, reuniones, ropa, etc. Es un modelo que se puede aplicar bajo ciertas circunstancias y que propende un buen ahorro para cualquier proyecto que te propongas.

Pero son muchos los que consideran que la regla 50-20-30 puede ser una alternativa perfecta para cumplir nuestros objetivos de ahorro.

Dentro de las necesidades más básicas se incluirían aspectos como el pago del alquiler o la hipoteca, los gastos de agua, luz gas, comida, ropa o transporte. En el 30% se pueden incluir todos los gastos que son prescindibles.

Finalmente, el 20% de nuestros ingresos se dedicarían al ahorro. En este caso, lo más recomendable sería apartar de forma sistemática esta cantidad en el mismo momento en que lo tengamos. Algunos expertos recomiendan tener una cuenta bancaria diferente en la que se vaya depositando todo este dinero acumulado.

¿Qué significan estos números? Es muy fácil:

50% es el porcentaje que debemos destinar del total de nuestros ingresos a cubrir las necesidades básicas (hipoteca, alimentos, luz…)

30% es la cantidad que podemos dejar para caprichos. Aquí meteríamos partidas como el ocio, las vacaciones…

20% lo destinaríamos a constituir nuestra base de ahorro.

Aunque si profundizamos, pueden surgirnos algunas dudas. ¿Alimento es básico o capricho? ¿Y la ropa? Buena pregunta, ya que depende de a qué nos estemos refiriendo. Si hablamos de ropa, la equipación de principios de curso para los peques de la familia es una necesidad; pero no, no vale meter esa blusa del color de moda de la temporada dentro de la partida de gastos necesarios.

Del mismo modo ocurriría con la comida. La  fruta, la verdura, el arroz, todo es primera necesidad; pero el surtido de quesos, el marisco y la cerveza de marca tendrás que sacarlos del saco del 50% y meterlo en el del 30%, si es que cabe.

¿Por qué Fallamos a la Hora de Ahorrar el Sueldo?

Uno de los principales motivos por los que fallamos estrepitosamente a la hora de ahorrar es no tener un plan preestablecido, limitándonos a ahorrar solo lo que sobra a fin de mes (cuando sobra, claro).

Para que la meta de ahorrar tenga éxito es necesario ahorrar un porcentaje del sueldo mensualmente y no solo lo que nos sobre en los bolsillos. De esta manera se confiere seriedad a esta faceta tan importante de las finanzas personales y permite alcanzar la meta a la cual está orientado el ahorro en primer lugar. Y si son ahorros para casos de emergencia, los fondos serán los suficientes para afrontar las eventualidades que se puedan presentar.

Aquí en Finanzas IQ queremos que puedas cumplir tus metas para una mejor gestión de tus Finanzas Personales con un Software que te ayudará a controlar tus gastos y te permitirá ahorrar para conseguir tus objetivos como un viaje, un auto o pagar las colegiaturas a tiempo. Acércate a nosotros y podrás hacer un presupuesto con facilidad par aempezar hoy mismo a ahorrar dinero inteligentemente.

Continuar leyendo


Deja un comentario

Cerrar menú